Leo estos días en la prensa económica como el crecimiento económico en Estados Unidos ha sido de un 4,1%, tasa verdaderamente alta y sensiblemente superior al que tenemos en España. Los distintos analistas dan su opinión sobre las razones de este crecimiento tan fuerte. Un resumen de las mismas podría ser el siguiente:
  • Un fuerte crecimiento del gasto de los consumidores motivado por las bajadas de impuestos del gobierno de Trump.
  • Un aumento de las exportaciones
  • Crecimiento de la actividad industrial
  • Transformación digital de las empresas

Voy a centrarme en este último punto por ser el que me interesa. Ya en 2017 Accenture Strategy y Mobile World Capital Barcelona nos decía que el crecimiento de nuestro país podría crecer un 3,6% más en los próximos años con la transformación digital de las empresas. 

Hoy cualquier empresa debe pararse y pensar en cómo acometer esta transformación. Y no me refiero a las grandes empresas con grandes presupuestos. Me refiero a las pymes que es el entorno en el que yo me muevo. Cualquier pyme debe pararse a pensar cómo digitalizarse. Debe mirar hacia afuera, a su alrededor y más allá de nuestras fronteras. Viajar al extranjero si puede, acudir a seminarios y conferencias, buscar y leer en internet, estar al día. Ver que hacen otros y copiar. Los que me conocen saben que suelo decir esta frase: «inventar está sobrevalorado». Estamos en un país que normalmente no está a la última en casi nada así que basta con mirar más allá de nuestras fronteras y ver que ocurre. Será como hacer un viaje al futuro. 
Mi experiencia en el mundo de la empresa me ha hecho ver el futuro de esta forma en varias ocasiones. En los años 90 vimos venir como mi sector cambiaría hacia un concepto de tiendas mucho más grandes con más servicios. Era fácil verlo ya que era algo real ya en países como Francia, Alemania e Italia. La mayoría pensaron «Spain is different» pero la realidad es tozuda y esa tendencia llegó. 
Sea cual sea tu sector mira al exterior y sobre todo mira qué tecnología existe y piensa en cómo incorporarla a tu negocio. Si ya funciona en otros países, lo hará aquí en pocos años. Estás viendo el futuro. Tienes la oportunidad de adaptar tu negocio a ese futuro que viene. ¿Vas a hacerlo?